Dilated Veins

¿Qué es una enfermedad venosa?

Las enfermedades venosas afectan aproximadamente al 20-25% de la población femenina y al 10-5% de la población masculina de una forma u otra, generalmente en la forma de venas varicosas o de araña. Este problema de vez en cuando puede afectar a adolescentes, pero es más común entre personas de los treintas, cuarentas y cincuentas. Sin embargo, puede ocurrir a personas aún mayores que de esas edades. Es normalmente una enfermedad de por vida y aunque las causas son generalmente genéticas, hay otros factores que pueden jugar un rol importante y predisponer a que esta enfermedad ocurra.

Las venas son responsables de regresar la sangre al corazón después de viajar a través del sistema arterial por las piernas. El sistema venoso se compone tanto de un sistema profundo como de uno superficial. El sistema profundo regresa el 90% de la sangre venosa y se ubica dentro de los músculos de las piernas, mientras que el sistema superficial regresa el restante 10%.

Mientras que las venas varicosas, las reticulares y las venas de araña, pueden causar síntomas tales como ardor, inflamación, dolor, punzadas y pesadez, todas ellas tienen métodos y tratamientos diferentes. La enfermedad venosa que no sea atendida puede llegar a ocasionar sangrado de las piernas, venas, ulceras en los tobillos y coágulo de sangre superficial (flebitis). Los coágulos de venas profundas (DVT) generalmente ocurren independientemente de que existan venas varicosas o no, pero pueden producir ulceras venosas, sangrado y cambios crónicos avanzados de la piel en las piernas. La enfermedad de venas varicosas pueden ocurrir también en la cara, el torso y en las manos. Afortunadamente, todas las condiciones mencionadas pueden ser atendidas eficazmente especialmente si se atiende al inicio del proceso.

Para síntomas específicos y sus tratamientos, vea: venas de araña y venas varicosas.